www.arielbuttini.com.ar

jueves, 25 de agosto de 2011

A Borges le gustaba los Stones y escuchaba "The Wall" en su cumpleaños

La viuda de Jorge Luis Borges, María Kodama, revivió en el 112 aniversario del nacimiento del escritor un encuentro con el líder de The Rolling Stones, Mick Jagger.
"Siempre es lindo recordar ese momento, cuando estábamos en un hotel en Madrid, esperando que nos llamaran a cenar y apareció Mick Jagger. Yo no lo había visto de lejos porque soy miope", comenzó Kodama señaló con la emisora argentina Radio 10, sin precisar la fecha en que ocurrieron los hechos.
"De repente, vi que se nos acercaba un hombre y era él, que se arrodilló frente a Borges y le dijo: 'Maestro yo lo admiro'. Y él le respondió: '¿Usted quién es?'", agregó.
Según dijo, el escritor finalmente lo reconoció y le preguntó si era uno de los integrantes de The Rolling Stones, lo que dejó al músico "casi sin aliento".
fuente
Borges escuchaba a Pink Floyd en su cumpleaños
Otras sorpresivas afirmaciones dio también  María Kodama sobre los gustos musicales que tenía el reconocido escritor argentino
Jorge Luis Borges escuchaba a Pink Floyd, los Beatles y los Stones; aborrecía a Beethoven y a Gardel; tenía pasión por la comida japonesa y dejó de tomar vino cuando un amigo de su padre vaticinó que se volvería un “borracho perdido”.
Así lo reveló su viuda María Kodama en París, donde se exponen 130 fotos de los viajes personales del genial escritor por el mundo.
“Él decía que era sordo musical porque tenía sólo oído para la música de la palabra. Decía que Beethoven no le gustaba, lo que producía horror en la gente entendida; y creía que Gardel había arruinado el tango porque lo había hecho sentimental y llorón”, recordó Kodama en una entrevista que concedió a BBC Mundo en París, donde se exhibe la muestra El Atlas de Borges.
“Pero le gustaban Brahms, Bach, la música antigua, medieval, la música folklórica, la milonga y los tangos de la ‘guardia vieja’, como los llamaba, porque eran como milongas: tenían letras divertidas, en doble sentido”, repasó Kodama.
Tanto le gustaba Pink Floyd que “el himno para su cumpleaños no era el Happy birthday sino The Wall –dijo su viuda. A la película The Wall la vimos infinidad de veces. Creo que sabía de memoria el diálogo. Le gustaba ese tipo de música porque decía que tenía enorme fuerza, terrible pero vital”.
Los Rolling Stones y los Beatles también “le encantaban por su fuerza increíble”.
fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario