www.arielbuttini.com.ar

martes, 19 de octubre de 2010

Yoko Ono: ''Paul McCartney salvó mi matrimonio con John''

Yoko Ono y Paul McCartney
A pesar de que la leyenda reza que John y Paul se convirtieron en animales hostiles tras desaparecer a Los Beatles en los setenta, Paul no dudo de ejercer su poder sobre John para hacer que éste regrese con Yoko en uno de los momentos más críticos de su relación, así lo contó la misma Ono quien tuvo palabras cariñosas para con ''Macca''.
En las entrevistas recientes que Yoko Ono concedió a diversos medios con motivo del 70 aniversario del nacimiento de John Lennon, la viuda le contó a The Times unos datos poco conocidos de la biografía del fallecido Beatle.
Yoko recordó en la entrevista aquel periodo de separación con Lennon al que el mismo músico bautizó como el ‘’Lost Weekend’’ ocurrido en 1973, en ese tiempo la pareja decidió separarse. Durante aquel período de tiempo John Lennon mantuvo una relación con su asistente personal, May Pang -aunque ésta siempre mantuvo que el 'affair' fue una idea de Yoko Ono- y una vida algo errante.
Por esa época la relación entre John Lennon y Paul McCartney no pasaba por un buen momento, habían cruzado puñales en declaraciones en entrevistas e incluso se habían dedicado portadas de discos y canciones hirientes, sin embargo, a principios de 1974, Paul y Linda visitaron a Yoko Ono en Nueva York y hablaron con ella. Según revela la viuda del músico, McCartney le preguntó qué debía hacer Lennon para recuperarla. La respuesta fue sencilla: volver a enamorarla.
Una deuda eterna que tiene la viuda con el bajista
McCartney visitó entonces a John en Los Angeles y le transmitió el mensaje. Lennon se dedicó entonces a cortejar a Yoko Ono de nuevo, aunque no fue hasta que lo vio en el backstage del concierto de Elton John en el Madison Square Garden cuando supo que volvería con él.
"Quiero que el mundo sepa que esa fue una cosa muy emotiva que hizo por John", explica Yoko Ono, que, tras reconciliarse con Lennon en noviembre de 1974, menos de un año después tendría al único hijo de la pareja, Sean.

"Él (Paul) se preocupaba por su antiguo compañero. Aunque John no pidiera ayuda -John, Paul, todos ellos, eran demasiado orgullosos para hacerlo- él le ayudó. John a menudo decía que no entendía por qué Paul había hecho eso por nosotros, pero lo hizo".
fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario