www.arielbuttini.com.ar

lunes, 11 de octubre de 2010

Murió el "rey del rock an soul" Solomon Burke


BRUSELAS, Bélgica, octubre 10. El músico estadounidense Solomon Burke, conocido popularmente como el "el rey del rock and soul" y autor de canciones clásicas como "Evedybody needs somebody to love", "Cry to me" o "It must be love", murió la mañana de este domingo a los 70 años de edad en el aeropuerto de Schiphol (Amsterdam), informaron medios holandeses.
Burke (Philadelphia, 1940) falleció por causas aún desconocidas a la llegada de un vuelo procedente de Los Ángeles a la capital holandesa, donde iba a ofrecer un concierto mañana lunes junto a la banda holandesa de rock De Dijk en la sala Paradiso, informó la agencia ANP.
Burke es considerado uno de los padrinos del soul junto a otras leyendas del género como lo fueron también Ray Charles y Sam Cooke en los años 50, época en la que estos artistas transgredieron todas las reglas que separaban el gospel del Rythm & Blues.
Algunos de sus primeros éxitos que le valieron la consagración fueron "Got to get you off my mind" y "Just Out Of Reach (Of My Two Empty Arms)".
Burke, denominado por muchos como el rey del "rock and soul" tras haber compuesto su tema conocido "Tonight the night", escribió en 1964 la canción "Everybody Needs Somebody to Love", otra de sus grandes clásicas bailables y que fue luego reinterpretado por varios artistas en una lista que incluye a los Rolling Stones, Wilson Pickett y The Blues Brothers, ente otros.
Entre sus numerosos éxitos internacionales se puede destacar "I have a dream", que compuso en homenaje a Martin Luther King y a la famosa frase que recitó en un famoso discurso.
En 2002 editó "Don't give up on me", un álbum con el que ganó un premio Grammy y para el que contó con la colaboración de varios artistas de la talla de Bob Dylan, Elvis Costelo, Van Morrison, Brian Wilson, Tom Waits o Nick Lowe y que aún hoy es una referencia en el mundo de las colaboraciones musicales.
Burke deja atrás un legado musical de 35 álbumes y más de 17 millones de copias de discos vendidos, cifra que lo coloca entre los diez artistas más vendedores del siglo XX en Estados Unidos.
Uno de sus mayores "fanáticos" fue el papa Juan Pablo II, quien le invitó a actuar en varias ocasiones en el Vaticano.
"La única cosa que no sé es en qué nota estaba llorando cuando vine a este mundo", dijo en alguna ocasión Burke cuando le preguntaron cómo había nacido su inclinación hacia la música.
El tono de esta sentencia se explica también por el hecho de que Burke ejerció como predicador y líder de una iglesia estadounidense en paralelo a su largo recorrido artístico.
Burke tenía 21 hijos, 90 nietos y 19 bisnietos, según recoge en su biografía oficial en su página web.
Ingresó al Salón de la Fama del Rock and Roll en el 2001.
Un año después, ganó un Grammy.
La familia del artista dijo en un comunicado que murió de causas naturales, sin dar más detalles.
"Aunque nuestros corazones y nuestras vidas no volverán a ser las mismas, su amor, su vida y su música seguirán vivos entre nosotros para siempre", señaló el boletín de prensa.
fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario