www.arielbuttini.com.ar

lunes, 14 de febrero de 2011

Una reina rocanrolera de 73 años, Wanda Jackson

Ahí está, una abuelita de 73 años cimbreando las caderas y cantando viejo rock’n’roll (el conocido ‘Shakin’ All Over’, de Johnny Kids & The Pirates) en un conocido programa de la televisión americana. ¿Una broma? ¿Una excentricidad seudo publicitaria al estilo de aquella abuela heavy ya fallecida? ¿O acaso una versión de O.T. en plan freaky para la tercera edad yanqui? No, nada de eso. Ni por asomo. Quienes sigan mínimamente la primera plana del rock, no digamos los expertos en rock’n’roll clásico, saben bien que esto no es un desbarre del arriba firmante, que esa señora es más real que el mausoleo de Elvis en Graceland.
Que Wanda Jackson, que así se llama esta ‘anciana reina rocanrolera’, es toda una estrella del género, una leyenda viva que, nacida en 1938, aseguran que fue la primera ‘rocker femenina’ -aunque eso, dicen, tendrían que haberlo consentido las ya fallecidas Big Mama Thornton – quien en 1953 cantó ‘Hound Dog’-  Sister Rosetta Tharpe o Ruth Brown- y que no solo logró gran éxito en la América de los cincuenta sino que cantó y tuvo amoríos con Elvis (eso sí, antes de ser famoso).
Él precisamente fue quien la incitó a cantar rock’n’roll. Nacida en Oklahoma y educada por su padre pianista, ella cantaba country, pero al conocer a Elvis, siendo prácticamente una cría, abrazó el nuevo ritmo que empezaba a revolucionar la América de los 50 y después de medio mundo. Era salvaje, cantaba con fuerza y rajo, como dirían los flamencos, y vestía de manera muy atrevida y sexual, con faldas cortas y grandes escotes, vestidos que por cierto le confeccionaba su madre. ‘Let’s Have A Party’ (Vamos de fiesta), ‘Fujiyama Mama’ o ‘Right Or Wrong’ fueron algunos de sus primeros éxitos, con los que, ahí sí, no tuvo rivales femeninas. Enseguida le otorgaron el nobiliario título de la ‘Reina del rockabilly’, título con el que se editó en el año 2000 un crujiente recopilatorio.
Pese a los años y las modas nunca dejó de cantar y actuar. En los sesenta volvió al country y en los setenta, tras convertirse con su marido en militante de la iglesia evangélica se pasó al gospel. En 2003 grabó un robusto disco con Elvis Costello y The Cramps, entre otros, y ahora ha repetido jugada con Jack White, de los recién fenecidos White Stripes, grabando el álbum ‘The Party Ain’t Over’. Una combinación a priori como el agua y el aceite, pero que pese a todo, pese a esos metales, a esa guitarra furiosa, a esa versión de Amy Winehouse, a esa impureza,  en suma, funciona. Bien es verdad que White ya venía rodado: antes había hecho lo mismo con la famosa cantante country Loretta Lynn.
El sábado pasado, día 12, Wanda Jackson estuvo en España, en concreto, en un acreditado y veterano festival de rockabilly que se celebra en Torremolinos. Las crónicas hablan de la vitalidad de la anciana cantante, de su voz todavía adolescente y de sus canciones legendarias. Como dice el título de su nuevo álbum la fiesta continúa. Ahí la tenéis en el año 1958, en pleno esplendor rocanrolero, con un clásico ‘Hard Headed Woman’.

fuente

1 comentario:

  1. una grande la señoraaa

    aunque los rockeros de siempre estan cerca de esa edad je

    ResponderEliminar