www.arielbuttini.com.ar

viernes, 5 de octubre de 2012

Roger Waters contó cómo un policía le pidió una coima en Buenos Aires

Uno de los afortunados que pudo ver aquella serie histórica de shows
El ex Pink Floyd se presentó en una serie de nueve shows en Argentina a principios de año, pero le costó adaptarse a las costumbres locales.
Roger Waters se llevó varios recuerdos de su extensa visita a la Argentina en marzo de este año. El ex líder de Pink Floyd ofreció una serie de nueve shows en el estadio de River, en Núñez, y se hospedó en el Hotel Faena de Puerto Madero. Así conoció a fondo un área de la ciudad de Buenos Aires, y a sus "especímenes autóctonos".
"A medida que avanzás sólo escuchás las sirenas y bocinas y ves a la gente normal de Buenos Aires con los oídos tapados", comentó con histrionismo Waters en su canal de YouTube. "En otras partes del mundo cuando ven un auto con custodia se corren porque asumen que es alguien importante, pero acá no. Es una sociedad completamente distinta", convino.
Pero hubo un episodio en particular que no tuvo como protagonista a otros conductores de Buenos Aires sino a un policía que detuvo la camioneta en la que se trasladaba. "Estábamos volviendo de un show y paramos en un cruce. Las luces se ponen verde y doblamos a la derecha y un policía solitario nos llama la atención y nos hace parar", recordó Waters.
"Entonces le dijo al conductor de nuestra camioneta: 'Pasaste esa luz roja' y no lo habíamos hecho. ¡Nos pidió una maldita coima!", se escandalizó el británico, quien aseguró que podía "sentir cómo se ponía nervioso" a medida que veía al oficial "pasando lentamente las hojas de su libreta", como para amedrentar a la comitiva del músico. Finalmente, Waters no sufrió más demoras en su camino entre el estadio de River y el Hotel Faena de Puerto Madero ya que un miembro de su equipo lidió con el oficial. "Lo que te queda claro es que si hubiésemos sido una persona común y corriente le hubiésemos tenido que dar 100 pesos al policía", expresó el músico.
"Son corruptos. Este es un procedimiento de rutina", señaló sobre la fuerza de seguridad que opera dentro de la ciudad de Buenos Aires. "Con razón no confían en los policías, ese tipo de comportamiento es muy difícil de cambiar. Yo no puedo hacerlo, quizás ellos sí", sentenció Waters.
En su momento, el ex Pink Floyd le pidió a su custodia que lo trasladaran sin tanto apuro por las calles
porteñas para evitar maniobras imprudentes.

fuente
Nota E-O-S: Me pregunto ¿cuántas personas más habrán pasado por estas avivadas porteñas y por no ser famosos se ganaron una multa gratis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada