www.arielbuttini.com.ar

viernes, 11 de mayo de 2012

Tony Levin en Mendoza y Buenos Aires

El músico estadounidense Tony Levin regresa a Buenos Aires y a Mendoza para ofrecer un concierto con su proyecto Stick Man, un poderoso trío conformado Pat Mastelotto en batería y percusión electrónica, Markus Reuter en guitarra y él mismo en Chapman Stick, un instrumento eléctrico de doce cuerdas que le permite jugar con distintos sonidos y con el que apuesta a la innovación constante. Músico destacado dentro del panorama del rock de las últimas décadas, Levin se presenta en Buenos Aires el sábado 12 a las 21 en el teatro ND Ateneo (Paraguay 918) y en Mendoza el miércoles 16 a las 22 hs en el Teatro Plaza de Godoy Cruz
No sólo fue parte junto a Robert Fripp, Adrian Belew y Bill Bruford de un extraordinario período de King Crimson, que dejó tres discos brillantes: "Discipline" (1981), "Beat" (1982), "Three of a Perfect Pair" (1984), sino que también fue bajista de Lou Reed, de John Lennon, de Pink Floyd, de Dire Straits y sigue siendo el de Peter Gabriel.
"Con Stick Men tratamos de ser innovadores, aunque sabemos que los fans esperan escuchar algo de King Crimson, es por eso que haremos algunos temas de Crimson que no tocamos en nuestra última visita", adelanta a Télam el músico nacido en Boston en 1946.
"El repertorio va desde temas que tocamos antes en Argentina, de nuestros dos primeros discos, hasta material nuevo. Planeamos lanzar un álbum en septiembre, del cual haremos algunas canciones. Acabamos de terminar un disco de improvisación, medio ambiente, pero a la vez poderoso, haremos uno o dos temas de este disco. Y también, claro, la suite `Pájaro de Fuego` de Stravinsky", explicó Levin.
En relación con su instrumento, el músico indicó que "siempre es un desafío tocar el stick, quizás porque siempre hay algo más para hacer con él... ¡son tantas las opciones con 12 cuerdas! En la gira pasada, estuve experimentando con acordes atonales y componiendo con ese concepto. Pero ahora, Markus Reuter -que toca la Touch Guitar- ha tenido mayor protagonismo en la composición, y tiene un sabor distinto".
"A pesar de que participo en distintos proyectos, no me considero un experto en cómo los distintos géneros se están desenvolviendo en la cultura de hoy en día –expresa el músico sobre el estado actual del rock-. Yo hago mi propia música, y la gente que llega a conocerla y le gusta, viene a compartirla, eso es genial. Pero no puedo predecir, a partir de esto, la situación de otras bandas".
Y destaca que se siente muy cómodo en el género progresivo, "para mí, esto significa -como pasa en King Crimson- que la banda y sus músicos están asumiendo nuevos desafíos para aportar nuevas ideas, técnicas y métodos de composición, no repitiendo lo que hicieron en el pasado".
"Es por eso que -prosigue- en el rock progresivo, tenemos una audiencia despierta y valiente, quizás no tan grande como la de una banda de pop, pero con la que podemos compartir nuestras aventuras musicales: eso es más importante".
Sobre el legado de King Crimson, Levin aclaró que "Crimson aun está vivo, aunque no tengamos planes de hacer una gira o un disco en este momento. Si Robert Fripp, nuestro líder, decide que ha llegado el momento de hacer más, lo haremos con seguridad, y esperemos que sea en la Argentina, donde el grupo tiene una relación especial con la gente".
"Creo que la banda ha influido a muchos otros músicos, lo cual es genial pero, lo que tengo más presente, es la influencia en mi forma de hacer música y en mi forma de percibirla que ese grupo de la década del 80 con Robert, Adrian y Bill tuvo en mí", sostuvo Levin.
Hablando sobre bandas y música, Levin afirmó ser fan del grupo Sleeptyme Gorilla Museum y de Louis Taylor, un cantautor inglés, "también tengo todos los discos de Carles Benevent, un bajista español, quien me resulta inspirador. Me gustaría tener más tiempo para escuchar nueva música, pero me encuentro absorbido por mis propios proyectos, en la composición de nuevos álbumes de Stick Man".
fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario