www.arielbuttini.com.ar

viernes, 18 de junio de 2010

Las calles de Nueva York se inundarán de pianos a partir del 21 de junio

El Ayuntamiento de Nueva York inundará las calles de la ciudad de pianos para invitar a los viandantes a tocar ese instrumento musical a partir del 21 de junio, anunció hoy el alcalde Michael Bloomberg.
La iniciativa, que bajo el título "Tócame, soy tuyo" incita a los ciudadanos a explorar su creatividad, consistirá en distribuir 60 pianos tanto en las calles como en los parques, puentes y transbordadores de la ciudad para que los transeúntes se animen a tocar sus teclas.
El alcalde neoyorquino explicó que su administración, que impulsa la iniciativa junto a la organización benéfica Sing For Hope, ha puesto gran interés en proporcionar proyectos públicos a la ciudad para hacerla un "lugar vibrante".
Señaló que esta nueva experiencia será uno de los proyectos "más interactivos" hechos hasta el momento.
Los instrumentos serán acogidos por lugares icónicos de la ciudad como Central Park, Brooklyn Bridge, Times Square o la terminal del transbordador que une Manhattan con Staten Island.
Esta musical instalación fue ideada por primera vez por el artista británico Luke Jerram, quien en 2008 colocó en Londres numerosos ejemplares de este instrumento y desde entonces ha paseado sus pianos por ciudades como Sydney, Sao Paulo y Bristol para que la gente encuentre el músico que lleva dentro.
El carácter interactivo de la obra no terminará tras tocar las teclas ya que los aprendices de pianista podrán colgar sus vídeos, fotografías y textos en un portal web habilitado para compartir su experiencia.
La iniciativa se enmarca dentro de las actividades del festival "Make Music New York", un evento que se celebra el primer día del verano con una oferta de más de 1.000 actuaciones musicales gratuitas a lo largo de los cinco condados de la ciudad.
Según explicó Jerram en su página web, su proyecto tiene como objetivo invitar a los ciudadanos a cuestionar la propiedad y las normas del espacio público y comprometerse con él.
Para el artista, los pianos funcionan como "lienzos en blanco que se convierten en reflejo de las comunidades" que los tocan.
Cada uno de los instrumentos será tratado como una auténtica pieza de arte y serán decorados por artistas locales, estudiantes y voluntarios.
Residentes y turistas podrán disfrutar de esta instalación hasta el 5 de julio y ejercitar sus dedos desde primera hora de la mañana hasta las diez de la noche.
Una vez finalizado el proyecto, la organización Sing for Hope, que impulsa la participación de artistas en servicios comunitarios, donará los pianos a los colegios y hospitales de la ciudad de Nueva York. EFE
fuente 

Nota E-O-S: podrán seguirlo online a través de su myspace

No hay comentarios:

Publicar un comentario