www.arielbuttini.com.ar

miércoles, 30 de junio de 2010

El músico Marilyn Manson expone su pintura en un museo de Viena

Seres deformes, almas atormentadas, dolor y miedo: esos son los seres que pueblan la exposición que el rockero Marilyn Manson inaugurará este miércoles en Viena y que supone la primera presentación de su obra plástica en un museo.
Con el título de Genealogías del dolor, el músico de Ohio presenta en el Kunsthalle de la capital austríaca una selección de 21 acuarelas en las se regocija con sus temas habituales: el horror, el sufrimiento, el miedo y la deformidad.
Influencia de Egon Schiele
En declaraciones a la radiotelevisión pública austríaca ORF, Manson aseguró que es "un regalo" poder inaugurar su primera muestra en un museo en Viena, cuna artística de Egon Schiele, uno de los pintores por los que el músico afirma sentirse inspirado.
"Tal y como él pintaba a las mujeres y la posturas sexuales, la forma en la que trató los cuerpos, muestra su mezcla entre la belleza y lo grotesco. Desde un principio he descubierto que es alguien con quien poder identificarme", dijo sobre el pintor.
"La pintura se han convertido para mí en una expresión artística tan importante como la música", llegó a afirmar durante su visita a Viena. La exposición, que estará abierta al público hasta el 25 de julio, es una transferencia al lienzo de las imágenes grotescas tan habituales en su música.
A través de trazos finos y colores fuertes, Manson crea personajes de contornos difuminados que, pese a su grotesca apariencia, se presentan desnudos y desamparados ante el observador. Las heridas, principalmente en zonas sensibles del cuerpo, son frecuentes en estas criaturas y una clara manifestación del miedo humano al dolor.
Fantasías negativas y enfermizas
Respecto a esa particular obsesión, Manson se refirió a Sigmund Freud y al psicoanálisis del que dijo: "Insiste en decirle a la gente que muchas de sus particularidades y fantasías que les convertirían en artistas son negativas o enfermizas".
"Tomemos a un artista cualquiera de la historia. Cada uno podría ser declarado enfermo mental", desafió el polémico músico. Así, reivindicó la dimensión provocadora del arte. "El arte que no causa malestar y reflexión, no es arte. Cada artista que no se identifica con su arte, no es un artista", aseguró.
La exposición tiene también como invitado especial al director de cine David Lynch. Cuatro desasosegantes cortometrajes del director estadounidense sirven para contextualizar la estética de Manson y crear un ambiente más inquietante, si cabe, para contemplar los cuadros de Manson.
fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario