www.arielbuttini.com.ar

lunes, 31 de mayo de 2010

La ópera rock mendocina “El Futre”, con proyección internacional

El compositor Natalio Faingold anunció que “El fantasma de los Andes” será dirigida por el inglés Hugh Wooldridge.

Lo cantaba Charly: “Yo sólo tengo esta pobre antena, que me transmite lo que decir”. De esa misma “antena” habla Natalio Faingold cuando explica cómo y cuándo surgió este proyecto. “La historia me daba vuelta desde hace rato, pero un día me bajó como por una antena”, desliza sobre “El Futre”, la ópera rock que, vestida de musa con bufanda, le “bajó” un invierno contagiado de gripe A.

Pues bien, la nueva criatura del compositor mendocino -que plasmará en escena la historia del fantasma de los Andes y cuyo estreno está previsto para el 13 de agosto-, está dando sus primeros pasos. Y con firmeza.

Ayer, el equipo de producción que coordinan Faingold y Helen Montecino anunció en una distentida conferencia de prensa el nombre de la persona encargada de trazar las directrices generales de la puesta: el inglés Hugh Wooldridge. ¿Una buena noticia?, ¡claro! Wooldrigde es un experimentado director y un idéneo en este tipo de producciones.

Espiemos su CV: ha cruzado miradas artísticas con titanes comoAndrew Lloyd Weber y Tim Rice (referentes indiscutidos del género); y llevado a escena  “El Fantasma de la ópera”, “Jesus Cristo Superstar”, “Chess” y “Evita”. Ahora, será quien esté detrás del montaje de la obra de Faingold.

“El futuro es por lo que estamos hoy acá”, lanzó Wooldridge en un estricto inglés sobre “El Futre”, luego de repasar algunos hitos y compositores del “oratorio” (género del que se desprende el oratorio rock y su gemela, la ópera rock).

El presagio, lejos de ser antojadizo, tiene su razón: “Esta historia no viene de Buenos Aires o Los Ángeles sino del pedemonte, y me tiene plenamente entusiasmado”, comentó el inglés ante la prensa local. Es que, como toda obra shakesperiana, “El Futre” condensa amor, traición y venganza. “A la gente le gusta el amor y el miedo”, afirma Wooldridge.

Vestido de estricto negro, gentleman absoluto y aportando algunos bocadillos humorísticos, el director británico adelantó entusiasmado el camino que seguirá el espectáculo. La puesta incluirá actores, bailarines, músicos locales, y se valdrá de muñecos gigantes, proyecciones y música en vivo.

Sin embargo, los elementos escénicos se irán sumando gradualmente. Así, el estreno emanará “la esencia” del proyecto pero a partir de allí se expandirá “a todo el mundo”.
Los encargados de dar vida a Foster (El Futre), Juan y Beatriz -los protagonistas de la historia- se está definiendo, cuando el director se reúna con aquellos que fueron seleccionados en el casting que realizó la producción.

Luego vendrán los ensayos con Faindgold y los coreógrafos -tampoco están definidos- y, un tiempo  antes del debut, los ajustes que imprima Wooldridge.  
Mariela Encina Lanús -  
fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario