www.arielbuttini.com.ar

martes, 7 de diciembre de 2010

En sus propias palabras, periodistas que cubrieron el asesinato de Lennon

(CNN) — Los periodistas ocupan un lugar único en la historia.
Son observadores pagados para hacer la crónica de la historia, y muchos de ellos lo hicieron cuando Mark David Chapman salió de las sombras y asesinó a la leyenda musical John Lennon el 8 de diciembre de 1980.
En honor del trigésimo aniversario de la muerte del ex Beattle, algunos periodistas compartieron sus impresiones de esa fatídica noche y del papel que jugaron en su cobertura.
*Donna Cornachio es una profesora de periodismo en Purchase College, en la Universidad Estatal de Nueva York y asesora de medios en Clarity Media Group. En 1980, era estudiante de último año en la Universidad de Nueva York y trabajaba como pasante en la mesa de redacción en WCBS en esa ciudad.
"Era pasante en la mesa de asignaciones y uno de mis trabajos era contestar el teléfono.
"Apenas habíamos comenzado las noticias de las 11 cuando recibí una llamada de un informante que dijo, cómo lo recuerdo, que uno de los Beatles había recibido un tiro. Era una estudiante universitaria y ni siquiera sabía que alguno de Los Beatles vivía en Nueva York, así que pensé que era una broma. Muchos chiflados llamaron ese día.
"Pero mi editor de asignaciones (Lionel Phillips) pregunto, '¿Qué quería?' Dije: 'Un chiflado llamó para decir que uno de los Beatles había recibido un disparo'. Él, más sabio y con mayor edad, me encargó los teléfonos. La primera cosa que me hizo hacer fue llamar al vigésimo distrito, porque sabía que Lennon vivía en el Dakota en Nueva York, y ese distrito cubría aquella área.
"Llamé al distrito y el policía que me contestó respondió claramente apresurado. Dijo: “No puedo confirmarlo ni negarlo” y colgó así que supimos que había algo. Lionel mandó un equipo al Dakota, así como al Hospital Rooosevelt, donde sus conocimientos le hicieron pensar que podría haber sido llevado.
"Me hizo seguir en el teléfono, y antes no teníamos Internet así que no podíamos 'googlear'. Usamos un estilo de reportaje a la antigua con un directorio telefónico. Llamé a los vecinos del edificio para saber si alguien había escuchado disparos.
"Al mismo tiempo, monitoreaba el hilo de cables para revisar si llegaba alguna información. Sólo para dar un contexto, en ese tiempo las noticias locales eran la fuente de noticias de la gente, y definitivamente queríamos ser los primeros. Pero en ese momento no teníamos ninguna confirmación.
"No recuerdo cuánto tiempo estuve en la sala de redacción, mi pasantía era de las 4 de la tarde a las 12 de la noche, pero sé que me quedé mucho después de la medianoche. Recuerdo haber llegado a mi departamento muy temprano en la mañana. Recuerdo que mi hermana me abrió la puerta y estaba llorando. Le dije: ¿Qué pasa? Y ella dijo: “John Lennon fue asesinado”. Realmente fue hasta ese momento, cuando vi cuán alterada estaba mi hermana, cuando me impresionó que este músico talentoso y amante de la paz hubiera sido asesinado.
*Joe Urschel es director ejecutivo y vicepresidente senior del Newseum en Washignton, En 1980, era reportero para el Detroit Free Press.
Estaba trabajando para el Detroit Free Press, que en ese entonces era un diario matutino y él había sido asesinado en la noche.
Recibí una llamada del editor nocturno diciendo que John Lennon había recibido un disparo y que casi seguramente iba a morir. Dijo: “Estamos dejando espacio en la edición para un reconocimiento”. Me preguntó si podría escribir algo en 20 minutos y llamarle de nuevo para dictar.
En esos días, no teníamos celular ni Internet, así que no había otra manera de tener la historia que escribirla y llamar a la mesa de redacción.
Creo que escribí entre 800 y 1,000 palabras y llamé al escritorio, y comencé a dictar a uno de los capturistas nocturnos.
Este caballero en particular era de una generación más vieja y no tenía mucho conocimiento o aprecio por The Beatles. Así que fui muy cuidadoso al dictar, pero también lo apresuraba porque no quería que fallara al plazo para la edición del periódico.
En la mañana miré el artículo y todo estaba perfecto, excepto que me malentendió cuando enlistaba algunas de las canciones de Lennon incluyendo “I am the walrus” (“Yo soy la morsa”) que entendió cómo “I am the lawless” (“Yo soy el desenfrenado”). Esto realmente me enfureció y decepcionó porque (Lennon) era un hombre y músico que realmente respeté y quería al menos contribuir en algo su recuerdo y a registrar su muerte, y todo se arruinó por una palabra escuchada incorrectamente.
*El experimentado crítico de música J.D. Considine es crítico de Jazz para The Globe and Mail en Toonto, pero en ese tiempo, era crítico de música para el ahora extinto diario News-American en Baltimore.
"Era una de esas raras noches en que me dormí temprano. Apenas me había dormido cuando llamó mi editor en el News-American para darme las noticias y decirme que debía ir escribir un artículo.
"Lo que me impresionó más acerca de la noticia no era pensar en John Lennon y Los Beatles, sino que durante las dos semanas anteriores había estado escuchando mucho el álbum “Double Fantasy” y apreciaba realmente la sensación de vida familiar y conexiones que el álbum proyectaba. Pensar en lo que pasó y en lo que Lennon decía en canciones como “Beautiful Boy”, rompió mi corazón en maneras que pensar en Lennon y Los Beatles no pudieron.
"La reacción más común era la conmoción. No era sólo que estuviera muerto. La muerte de Michael Jackson, por ejemplo, fue un poco como Buddy Holly u Otis Redding, que murieron de una manera accidental e inesperada.
Pero ser asesinado completamente de la nada era distinto. Y hasta ese momento, pensábamos que sólo los políticos eran asesinados.
*Jim Farber es el crítico musical del New York Daily News. En 1980, era un recién graduado de la universidad que escribía reseñas para una columna de la revista Circus.
"Esa noche estaba en un club de rock llamado Hurrah que estaba cinco cuadras al sur del Dakota, en un edificio que fue demolido después,
"Recuerdo que alguien me dijo que oyó que Lennon había sido asesinado, pero esa persona era la menos confiable así que no hice caso.
"Era una noche incómodamente cálida y estaba caminando a mi casa cuando una prostituta me detuvo para decirme si sabía que John Lennon había sido asesinado. Pensé: “Bueno, eso fue un extraño acercamiento”, pero sólo dije: “No” y seguí caminando.
"Cuando llegué a casa y encendí la radio, y escuché a la gente hablando sobre ello y llorando, me di cuenta que era verdad.
"De inmediato volví hacia el Dakota. Había cientos de personas. Era muy emocional, como pueden imaginar, y yo me quedé allí toda la noche caminando y hablando con la gente.
"Años después, escribí un artículo para el Daily News acerca de ello para honrar el aniversario. Lo interesante es que había escrito una reseña no muy positiva del álbum Double Fantasy. Simplemente no creí que fuera un gran disco"
fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario